Català | Castellano  
   
   
   
   

La Fonda Barris data del 1949 cuando el matrimonio Barris-Miràngels compran lo que era una pequeña casa planta baja. Abren un Bar dónde  servían  vermuts y algún plato de cuchara. Con los años se diversifica la oferta, abren  una tienda de alimentación para dar servicio al pueblo. Uno  de los grandes reclamos eran los embutidos elaborados en la Fonda
A principios de los sesenta, con la primera ampliación del establecimiento, se habilitan las primeras habitaciones. Aún en el pueblo es recordado con nostalgia la llegada de los primeros turistas…

Con el paso de los años siempre se ha compaginado la actividad hostelera con la Restauración.